QUE VUELVA EL "CHILE BARRIO"

http://bligoo.com/media/users/4/218151/images/public/23670/DSC04764.JPG

 

 

Muchos pueblos y localidades de las regiones afectadas por el terremoto reciente deberán prácticamente empezar de cero. No quedan casas, ni conexiones a redes eléctricas ni al agua potable. Socialmente están desmoronadas y las redes asociativas u organizacionales dispersas entre otros efectos  indeseados del sismo.

 

Material, cultural y socialmente esas comunidades se encuentran muy lastimadas. Casi el único recurso para enfrentar este panorama es la voluntad de “volver a empezar”. Si hasta algunas zonas están en peores condiciones que un “campamento” o asentamiento precario de los de vieja data.

 

Dadas las condiciones de precariedad en que han quedado vastas zonas de las regiones de O´higgins, Maule y Bio Bio no parece descabellado plantear  la vuelta del programa “Chile Barrio” –o un modelo de intervención/reconstrucción post terremoto similar- que, con todas sus virtudes y defectos, instaló una lógica y mística de trabajo a lo largo del pais con muy buenos resultados en un tiempo prudente.

 

El “Chile Barrio” buscaba eliminar los asentamientos precarios o campamentos (asunto que logró en gran medida), a través de una metodología de intervenciones integrales, simultaneas, constantes y participativas. Todo ello, facilitado por excepciones normativas para avanzar en diversos casos calificados y no ver entramparse las buenas intenciones y recursos en burocracias innecesarias. Un modelo probado, con mucha participación de las comunidades y donde la institucionalidad estatal, Municipios y Estado central, debían necesariamente coordinarse para lograr estándares de eficiencia importante y sacar las metas adelante.

 

Para qué inventar el “agua tibia” si ya tenemos expertices y capacidades instaladas que bien pueden estar al servicio de la reconstrucción y donde los afectados sean los protagonistas de este proceso y no meros espectadores.

 

Se vienen desafíos grandes en este camino de la normalización, uno de ellos y donde el “Chile Barrio” dejó huella es aquel relacionado con la organización social. En este campo, el terremoto desnudó crudamente nuestra realidad de apariencias.

“Chile Barrio” también fue pionero en cuanto a definir espacios de “excepciones jurídicas, normativas y administrativas” para resolver nudos como aquellos derivados de la tenencia de la tierra y los impactos en la entrega de subsidios. De esto último hay que preocuparse desde ya, no vaya a ocurrir que una vez con los recursos y subsidios en la mano éstos se desvanezcan mientras “alguien” resuelve los “papeles del sitio”, “la factibilidad de agua potable”, “el límite de la concesión eléctrica”, “sea necesario modificar el plan regulador”, etc, etc., y todo lo avanzado se pierda por falta de previsión y humildad para aprender del pasado.

Lo anterior no es antojadizo señalarlo. En los campos, caletas de pescadores y demás zonas de ruralidad para nadie es un misterio que en gran proporción  la tierra se ocupa de hecho, en predios familiares ancestrales en algunos casos y sin regularización  ni documentación del dominio.

 

Por último, en situaciones como estas, también resulta un gran desafío definir cómo los ciudadanos afectados se comprometen y vinculan al proceso de reconstrucción, que capacidad de revivir y fortalecer sus redes asociativas son capaces de desarrollar, entre otros aspectos no materiales del proceso. Esto debiera ser algo explicitado en cualquier modelo de reconstrucción propuesto para sacar lecciones y prevenir, y en ese ámbito el modelo “Chile Barrio” tiene un potencial pedagógico muy extenso.

 

Las nuevas autoridades deberían revisar el programa y sus resultados. De seguro habrá muchas cosas rescatables que ayudarán a lo más importante; acortar los tiempos de sufrimiento de muchos chilenos y chilenas. He de esperar que alguien sensato recoja lo mejor de gobiernos pasados y le impregne nuevas energías. Así se construye un pais y la vida; con la suma de muchos a lo largo de años. Imposible llegar al PC sin pasar por el ábaco.

 

 

Marzo 2010.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar